Cuidado con..

Cuidado con..

El polvo y otras partículas del entorno.

Los animales de compañía:

sobre todo los perros, que se sienten atraídos por el olor y sabor del cerumen. Les apasionan y acabarán con tu audífono (se lo comen) en cuanto te gires. No lo dejes donde él pueda cogerlo.

No dejes tu audífono fuera de la caja:

Alguien lo llegó a confundir con un fruto seco. caso real :

(estaba comiendo kikos y dejó su intracanal en la mesa, a oscuras mirando la tele cogió el audífono en lugar del kiko, se lo metió en la boca y lo masticó).

Cuidado con los disolvente domésticos:

(incluso), como la acetona. Es altamente corrosivo para el plástico.

El agua y el sudor:

también son enemigos para tu audífono. Aléjalos de ellos.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario, captar datos estadísticos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si continúa con la navegación, entendemos que presta su consentimiento para el uso de Cookies. política de cookies, clicar el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies